MEJORAMIENTO CONTINUO

KAIZEN

Normalmente relacionamos el concepto de mejoramiento continuo con la constante mejora de las cosas dentro de una empresa, un proceso, un sistema, incluso un producto. Si bien esta definición hace relación, el concepto de mejoramiento continuo en las organizaciones abarca mucho más y se debe ver como una herramienta para la solución de dificultades o para el aprovechamiento de oportunidades, según sea el caso. Este mismo concepto tiene una amplia relación con la palabra japonesa “Kaizen”, que proviene de la unión de de dos vocablos que expresan lo siguiente: Kai “cambio” y zen “para mejorar”, por lo que la expresión completa significa “cambio para mejorar”. El japonés Maasaki Imai fue su creador exponiendo en síntesis que Kaizen representaba un cambio permanente hacia una mejora o lo que es lo mismo un “mejoramiento continuo”.

El mejoramiento continuo mejora la calidad de los productos y servicios, disminuye los costos, mejora los métodos de trabajo, posibilita la satisfacción de las necesidades de los clientes y de la organización. Adicionalmente disminuye los tiempos de trabajo de todo el proceso.

Desarrollo del proceso de Mejoramiento Continuo

Al momento de aplicar el mejoramiento continuo en una organización es muy importante que tenga definida su misión, saber que se encuentra en un entorno determinado, que realizar cierta actividad de producción o presta un servicio, y que esto tiene sus características propias que debe conocer perfectamente. Pero adicionalmente se recomienda realizar sistemáticamente los siguientes pasos:

  1. Identificación de los problemas y/o selección de oportunidades.
  2. Identificación y análisis de las causas de los problemas.
  3. Determinación, diseño e implantación de las soluciones.
  4. Seguimiento, control y aseguramiento de los resultados obtenidos.

Si retomamos el concepto Kaizen, podremos darnos cuenta que esto es una filosofía que establece que todos los días se tiene que mejorar algo y que estas mejoras permanentes, se convierten, a la larga, en una estrategia de vida, una forma de vida por el bien de todos, esta filosofía sirve para cualquier clase y nivel de empresa, mientras haya búsqueda de objetivos, tanto de calidad y productividad para lograr el éxito esperado. Dentro de esta filosofía podemos encontrar conceptos que se ven abarcados por ella, como por ejemplo el de “Los 7 desperdicios” y “Las 5 eses” que explicaremos brevemente a continuación:

Por desperdicio entendamos que es cualquier cosa que toma tiempo, recursos o espacios pero que no agrega valor al producto o servicio entregado al cliente. Con base en esta definición se plantean 7 tipos de desperdicio:

  1. Desperdicio de Sobreproducción: Es el peor desperdicio ya que es producir más de los requerimientos del cliente, es producir materiales/productos innecesarios.
  2. Desperdicio de Inventario: Mantener o comprar materias primas innecesarias, inventario en procesos, productos terminados.
  3. Desperdicio del transporte: Manejo múltiple, retrasos en el manejo, manejo innecesario.
  4. Desperdicio de espera: Retrasos de tiempo, tiempo ocioso (tiempo que no agrega valor).
  5. Desperdicio de Movimiento: Cualquier tiempo no empleado en agregar valor al producto debe ser eliminado tanto como sea posible. El movimiento no necesariamente indica que el trabajo haya agregado valor.
  6. Desperdicio del sobre-proceso: El procesamiento innecesario en los pasos, elementos / procedimientos (trabajo que no agrega valor).
  7. Desperdicio de corrección: Es producir una parte que se va al desperdicio o requiere ser re-trabajada.

Las 5 Eses (5S), manejan un concepto que va muy de la mano al anteriormente explicado de los desperdicios, en el cual se debe mirar al trabajador, pues los trabajadores son el reflejo del Sistema:

  • ¿Producen?
  • ¿Se mueven por todos lados?
  • ¿Acarrean cosas?
  • ¿Están en riesgo?
  • ¿Inspeccionan material?

En pocas palabras se busca ligar los 7 desperdicios a las actividades que observes en los trabajadores. En la práctica podremos notar que hay actividades que ellos deben realizar, para apoyar la mejora continua.

  Analizando el Estado Actual de las 5’S:

  1. SEIRI – Desechar lo que no se necesita.
  2. SEITON – Un lugar para cada cosa y cada cosa en su lugar.
  3. SEISO Limpiar el sitio de trabajo y los equipos, prevenir la suciedad y el desorden.
  4. SEIKETSU  – Preservar altos niveles de organización, orden y limpieza.
  5. SHITSUKE – Crear hábitos en las cuatro anteriores.

Esta es una metodología utilizada comúnmente durante la implementación de sistemas de calidad total, con el propósito de reforzar la cultura de calidad. Es una metodología japonesa que tiene por objeto el desarrollar ambiente de trabajo agradable y eficiente, El cual permita el correcto desempeño de las operaciones diarias, logrando así los estándares de calidad del producto o servicio, precio y condiciones de entrega requeridos por el cliente.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: